Tareas escolares

Asistimos estos últimos años al debate sobre la conveniencia de que nuestro alumnado realice más o menos tareas escolares en casa y de qué tipo. Por un lado, las tareas suponen una buena forma para asentar conceptos y afianzar la práctica en muchas materias. Por otro, el abuso de las mismas puede provocar que nuestro alumnado viva exclusivamente para su realización, dejando de lado otras actividades extraescolares y de relación con amistades y familia. La clave parece estar en encontrar el punto adecuado, que se consigan los efectos beneficiosos que puede tener la realización de tareas escolares, pero sin que estas condicionen la vida del alumnado fuera del centro escolar.

3380608885_6eea84f0bc_z
Homework, imagen de Robert Course-Baker

Parece haber consenso en que las tareas o deberes escolares pueden ser una herramienta útil para la consolidación de unos buenos hábitos de estudio, para la ayuda al aprendizaje, retención del conocimiento así como para la mejora del pensamiento crítico. Sin embargo, el hecho de que, una vez en casa, el alumnado tenga unas condiciones muy diferentes a la hora de su realización (unos contarán con adultos a los que consultar puntualmente, otros no; los más afortunados tendrán fuentes de consulta y ampliación, libros, internet, etc. pero no todos; algunos dispondrán de abundante tiempo sin distracciones para realizarlos mientras que otros tendrán que realizar tareas domésticas como atender a algún familiar, preparar la cena, etc. o contarán con el ruido de la televisión de fondo) supone que el mayor peso de estas tareas escolares incida en las diferencias sociales de fondo que la escuela debe intentar paliar.

Respecto a la materia de lengua inglesa, la realización de tareas escolares es positiva, pues como nos dicen Valle, Pan, Núñez, Rosário, Rodríguez y Regueiro (2015: 568), “El número de deberes realizados y el aprovechamiento del tiempo predicen positiva y significativamente el rendimiento académico en Lengua Inglesa. Cuanto mayor número de deberes realizan los alumnos y cuanto más aprovechan el tiempo dedicado a esos deberes, mayor es el rendimiento académico en Lengua Inglesa.”

En general, debemos de tener presente lo siguiente:

  • La cantidad de tareas que se prescriben debería estar limitada y estas tendrían que realizarse sin mayores dificultades, ser corregidas debidamente y su realización debería tenerse en cuenta.
  • Las familias deberían animar a sus hijos e hijas transmitiéndoles confianza y comunicarle al centro si las tareas son excesivas o adecuadas para ellos, de forma que el profesorado sea consciente de la repercusión de las tareas que prescribe.
  • Debemos dejar claro el propósito de las tareas que proponemos, que el alumnado entienda qué y por qué debe realizarlas.
  • En general, la motivación por realizar las tareas disminuye de educación primaria a secundaria, por lo que el profesorado deberíamos intentar proponer tareas motivadoras.

Como docentes de lenguas extranjeras deberemos tener en cuenta que las tareas para casa deberían tener como propósito:

  • crear hábito de trabajo
  • repasar/consolidar conocimientos
  • resolver tareas permitiendo la autorregulación

Y podrían ser de los siguientes tipos:

  • comunicativas mientras trabajan el tipo de contenido, vocabulario, función comunicativa o elemento gramatical, que se haya trabajado en clase.
  • de ampliación de contenidos trabajados, como lectura de textos complementarios sobre lo que ya se haya hablado o escrito en clase, pero sin ser una repetición de lo ya realizado. Los deberes de ampliación son los que parecen tener mayor relación significativa con el rendimiento del alumnado según el grupo Giped (Univ. A Coruña).
  • de preparación de los contenidos a estudiar en sesiones venideras, de forma que se puedan inferir posteriormente contenidos con mayor facilidad.
  • también la lectura libre o visionado de vídeos, siempre de contenido lo más motivador e interesante posible, pueden ser actividades adecuadas para las que no siempre hay el tiempo y silencio necesario en el marco de la clase.

Así, en la materia de lenguas extranjeras la realización de tareas para casa puede ser beneficiosa para nuestro alumnado mientras tengamos claro cuáles son los objetivos a conseguir y no se prescriban como parte de una rutina que solo sobrecarga a nuestro alumnado.

Referencia y lecturas complementarias:

 

Anuncios

Pros y contras de convertirse en un auxiliar de conversación en España

Un año más está abierto hasta el 6 de abril el período de solicitud de un puesto como auxiliar de conversación en España. Al igual que en convocatorias anteriores, pueden participar graduados universitarios y alumnos de último curso de grado de una serie de países siempre que sean hablantes de cualquiera de las lenguas que forman parte del programa. Esas lenguas son aquellas que se imparten dentro del sistema educativo español.

Aspectos positivos del programa

En la presente entrada voy a intentar desgranar aquellos aspectos positivos y

DSC00989
Auxiliar visitando Santiago de Compostela

negativos que cualquier futuro auxiliar debería tener en cuenta. Entre los aspectos postivos figuran:

  1. Es una ocasión única para viajar y conocer España desde dentro, con una perspectiva diferente de la que pueden ofrecer los viajes turísticos en los que es difícil empaparse de la cultura autóctona. Vivirás en un entorno similar al de los ciudadanos normales y corrientes.
  2. Contarás con una asignación de  €700 en forma de beca. Eso quiere decir que no se cotizará por ti a la seguridad social con vistas a un seguro médico del sistema público o para conseguir una pensión de jubilación en un futuro. Contarás, en cambio, con una póliza de seguro médico privada.  €700 no es mucho dinero ─el salario mínimo en España es de €738 y muchas familias subsisten con él─ pero es suficiente en la mayor parte de los casos para poder afrontar los gastos habituales. Por supuesto, eso dependerá de en qué localidad vivas, no es lo mismo un barrio céntrico de una gran ciudad que un pueblo más pequeño.
  3. Si decides buscarte alumnos para unas clases de inglés particulares, posiblemente no te será difícil y podrás incrementar tu dinero fácilmente.
  4. Si piensas dedicarte a la enseñanza, o a algún tema relacionado con la lingüística aplicada, posiblemente será una experiencia muy enriquecedora, una primera toma de contacto real pero controlada.
  5. Contarás con el apoyo de un tutor, que será uno de los profesores del centro que te asignen, que habla tu idioma y que tiene instrucciones para ayudarte en todo el proceso. Escribirte en cuanto te asignen el centro y acompañarte en esta aventura en la medida de sus posibilidades. Conviene recordar que aunque a los tutores se les asigna esta tarea, no reciben por ello ningún tipo de recompensa económica por lo que no hay que asumir que te tienen que alojar en su casa, llevarte en coche todos los días al trabajo o cuidarte como a un hijo o hija, pero sí puede serte de gran ayuda.
  6. Tendrás un horario de 12 horas de clase semanales. En la mayor parte de los casos se intenta que las horas se concentren en 3 o 4 días de semana alargando el fin de semana pero no siempre es posible. Dado que los horarios de los auxiliares se elaboran después de que se hagan los del profesorado del centro, a veces es difícil conseguir que el del auxiliar pueda abarcar solo 3 días o que no tenga huecos libres entre clases.
    DSC00563
    Actividad de clase

    Además, 12 horas pueden ser más de 12 clases si estas duran solo 45 o 50 minutos, cosa que sucede en algunas comunidades autónomas españolas. Esas clases habitualmente las prepara el profesor correspondiente y debería informarte previamente de qué se espera de ti en cada sesión. Al entrar en diferentes grupos de un mismo nivel, es posible que se repita la misma actividad con varios grupos a lo largo de la semana. Aunque no es tu cometido, se puede invitar al auxiliar a que hable de ciertas festividades o eventos culturales de su país, lo que puede suponer cierto trabajo pero que, finalmente, suele resultar muy satisfactorio.

  7. Verás lo que hay de cierto de ciertos prejuicios que todos tenemos sobre los demás países, en tu caso de España, pero también serás embajador(a) de tu propio país de origen,intentando que el alumnado con el que estés en contacto se deshaga de los prejuicios que tiene sobre tu país, que también los hay, y no siempre en el sentido que podrías pensar.
  8. Dispondrás posiblemente de bastante tiempo libre durante el que podrás realizar otras actividades que te interesen, viajar ─si tu economía te lo permite─, o simplemente salir y relajarte. En la mayor parte de las ciudades hay grupos internacionales de estudiantes del programa Erasmus, de otras ciudades españolas con los que podrás entrar en contacto y compartir intereses. Si eres más atrevido/a podrás anotarte a actividades con grupos de españoles, lo que mejorará tu idioma de forma más rápida.
  9. Al menos en mi localidad, los auxiliares cuentan con su grupo de Facebook y se prestan ayuda con trámites, salidas, viajes, alojamiento, etc. pues siempre hay auxiliares de segundo año. No dudes en sumarte a estos grupos para informarte y ver qué puedes esperar.
  10. Si te asignan un centro en una comunidad autónoma con lengua propia diferente del castellano, podrás tener la ocasión de aprenderla pero  no tendrás mayores problemas para hablar y que te hablen en castellano si así lo prefieres. Si decides aprender la lengua verás como se te valora muy positivamente el intento, pero todos somos conscientes de que casi todos los auxiliares vienen a aprender castellano y en esta lengua te hablará casi todo el mundo.

Inconvenientes:

Pero no todo son ventajas, como puedes suponer. Aquí tienes varias de las quejas más habituales:

  1. El proceso de solicitud a través de la aplicación Profex es farragoso. Los españoles ya estamos vacunados contra trámites imposibles, pero para los que no le estéis, solo os queda tener paciencia y solicitar ayuda. Pide ayuda a otros auxiliares de años anteriores.
  2. Por lo visto existe la queja de que no siempre se adjudican los puestos teniendo en cuenta las preferencias expresadas respecto a zona de España o nivel de enseñanza. Imagino que habrá mucho futuro auxiliar que solicite grandes ciudades o lugares especialmente atractivos, pero la convocatoria intenta cubrir la mayor parte de los centros del país, con lo que podrías acabar lejos de donde hayas solicitado. En mi experiencia, los auxiliares con los que he trabajado han disfrutado mucho de su estancia aquí, aunque la mía no es precisamente una zona de las más atractivas o turísticas de España. Eso sí, uno de ellos renunció a venir al ver qué localidad se le había asignado pues solo hubiera venido a Madrid o Barcelona.
  3. Incluso más, algunas comunidades autónomas han renunciado en cursos pasados a tener auxiliares de conversación por el coste de este programa. Si solicitas un puesto en una de estas ─que por alguna misteriosa razón seguía en el listado de elegibles─ no se te podrá adjudicar, claro.
  4. También en algunas comunidades autónomas, en este caso no en la mía, ha habido retrasos en los pagos de los primeros meses, con lo que los auxiliares han tenido dificultades para resistir hasta el primer ingreso. No es lo general, pero sí ha pasado y es lamentable que así sea. En algunos casos te podrán ayudar de forma personal desde el centro escolar asignado, pero debes de saber que el profesorado de tu centro no tiene por qué adelantarte dinero. Por eso es conveniente que te informes antes de venir de cuánto tiempo tardarán en pagarte las primeras mensualidades en tu comunidad autónoma.
  5. Este programa del Ministerio de Educación busca los auxiliares en el extranjero a través de una convocatoria anual pero la gestión de los auxiliares, una vez asignados, depende de cada Comunidad Autónoma, y no siempre hay la
    DSC00985
    Sesión para auxiliares y profesores a su llegada a España.

    coordinación que sería deseable. En mi comunidad, Galicia, en la primera semana de Octubre hay una convocatoria en Santiago de Compostela, donde se reúne a todos los auxiliares y con su profesor/tutor y se les explica ─a ambos─ qué se espera de ellos, cómo deben rellenar los papeles, qué deben presentar y dónde, y qué tipo de actividades desarrollarán. Se les entrega una guía y cuentan con una persona de contacto en el programa para cualquier duda que les pueda surgir. También se les entrega en ese acto la póliza de seguro privado de enfermedad. No sé si es lo habitual pero imagino que habrá una sesión similar en todas las comunidades autónomas que participen en el programa. Aquellos auxiliares que se pierden esta reunión, perderán una información fundamental para su estancia.

Consejos

Y finalmente unos consejos en función de mi relación con diferentes auxiliares a lo largo de estos años:

  1. Piénsatelo bien, pero hay oportunidades que no aparecen todos los días.
  2. Si decides venir, sé abierto/a a las propuestas que se te presenten: amigos, viajes, etc. pues muchos auxiliares apenas se relacionan con españoles y prefieren a otros auxiliares o estudiantes de su país.
  3. Piensa bien la zona en que eliges tu vivienda. Tanto si compartes piso como si alquilas uno tú solo/a, toma tu tiempo antes de decidirte pues si firmas un contrato por 8 o 9 meses puede ser difícil volverse atrás sin pagar una compensación.
  4. Pide ayuda al profesor(a) que tengas asignado pues conoce muchos de los trámites habituales y podrá ayudarte. En muchos casos los profesores asignados han tenido ya a otros auxiliares a su cargo y tienen experiencia al respecto.
  5. No te cargues de clases particulares de forma que después tengas más dinero pero no tiempo para realizar actividades de tu interés. He visto a auxiliares completamente atados por estas clases que tenían dinero pero no podían disfrutar de muchas de las actividades que se les ofrecían por falta de tiempo.
  6. Si se te presenta la ocasión, aprovecha para acompañar a tus alumnos en excursiones del centro escolar que te saldrán gratis e irás con españoles.
  7. Recuerda que en España de 14.00 a 16.30 TODO está cerrado: colegios, oficinas, bancos, muchos supermercados, etc. aunque hoy en día casi nadie duerma la siesta. La hora de comer es sagrada. Piensa que, a cambio, los establecimientos cierran más tarde que en otros países al final del día.

He escrito esta entrada con la intención de ayudar a futuros auxiliares. Si echas en falta algún tipo de información, avísame e intentaré incluirla.

Leer más:

¿Qué aportan los auxiliares de conversación?

En los últimos años la presencia de auxiliares de conversación ha proliferado en las clases de idiomas españolas. A pesar de que las lenguas extranjeras impartidas dentro de las enseñanzas regladas están a cargo fundamentalmente de profesorado español, las autoridades educativas han puesto un notable énfasis en que se viesen complementadas por la presencia de auxiliares de conversación nativos.

Así, el Ministerio de Educación convoca una serie de plazas abiertas a estudiantes de último curso o graduados de universidades extranjeras. Aunque pueden acceder a estas plazas hablantes nativos de diferentes países, la realidad es que en las clases de inglés, los auxiliares estadounidenses son los más habituales.

Posteriormente, la distribución de los diferentes auxiliares entre los centros escolares la realiza cada comunidad autónoma de acuerdo con sus propios criterios. En el caso de  Galicia, se priorizan aquellos centros que cuentan con secciones bilingües y plurilingües. Son asignados a cada centro escolar a finales del curso escolar previo a la estancia y se les asigna un docente en el centro que actuará como su contacto y enlace con el centro así como con la localidad. Habitualmente ese docente-enlace es el jefe del departamento de la lengua extranjera correspondiente.

Cuáles son las funciones del auxiliar

Tal y como están delimitadas en la orden publicada en el Diario Oficial de Galicia, sus funciones son las siguientes

  1. Posibilitar la práctica de la conversación oral en la lengua extranjera objeto de estudio del alumnado.
  2. Acercar al alumnado y al profesorado a la cultura del país donde se habla la lengua extranjera, mediante la presentación de temas de actualidad y actividades lúdicas.
  3. Proporcionar un modelo de corrección fonética y gramatical en la lengua extranjera correspondiente.
  4. Colaborar con el profesorado en la elaboración de materiales didácticos en la lengua extranjera correspondiente.
  5. Colaborar en las actividades y en los proyectos internacionales en los que participe el centro.
  6. Apoyar al alumnado con los medios informáticos o audiovisuales necesarios para la mejora de la lengua oral.
  7. Cualquier otra relacionada con la lengua extranjera objeto de estudio, que le sea encomendada por la Consellería de Educación y Ordenación Universitaria.

Por su parte, según esta misma orden, serán sus obligaciones:

  1. Aceptar el horario que les sea fijado en los centros de destino.
  2. Justificar las ausencias al centro en la forma establecida para todo el profesorado. En caso de incumplimiento injustificado de su actividad, tendrán una deducción proporcional de la asignación mensual correspondiente como consecuencia de la diferencia entre la actividad regulada en este artículo y la efectivamente realizada. La inasistencia sin justificación o el incumplimiento reiterado de sus obligaciones será motivo de anulación de la asignación mensual prevista.
  3. Asistir a las jornadas de acogida y formación que se realicen en las fechas y lugar que al efecto se determine.
  4. Elaborar, conjuntamente con su coordinador o coordinadora, una propuesta de buenas prácticas como muestra de su trabajo en el centro.
  5. Elaborar, quince días antes de finalizar el período de presencia en el centro educativo, una memoria en la que consten las actividades desarrolladas en el citado centro y su repercusión en el proceso de enseñanza y aprendizaje de la lengua extranjera objeto de estudio.

Por supuesto, también el equipo directivo y el docente coordinador tienen cada uno sus funciones específicas, todas ellas encaminadas a que el auxiliar se encuentre cómodo en el centro y que su presencia redunde en la mejora lingüística del alumnado con el que interactúe.

Cómo obtener el máximo provecho de la estancia del auxiliar

Según mi experiencia personal, el éxito de la estancia de un auxiliar en un centro depende de una serie de factores que se pueden resumir así:

  1. Comenzar la relación en cuanto se tiene notificación del auxiliar que ha sido asignado al centro. Escribirle, mostrarle toda la ayuda y la información que podamos y resolver sus dudas. Proporcionarle, si es posible, el contacto con auxiliares anteriores, con grupos de Facebook de otros auxiliares, etc. para que se haga una idea de lo que debe esperar y vaya resolviendo sus dudas. Hay que recordar que mientras algunos auxiliares han viajado a múltiples países anteriormente, para otros esta será su primera experiencia en el extranjero y no saben bien qué esperar.
  2. Ambiente de confianza entre auxiliar y coordinador (y profesorado). Ambos deberían sentirse cómodos para poder expresar opiniones, sugerencias o actividades. Tener a una tercera persona dentro del aula puede resultar incómodo para muchos docentes pues nuestro sistema educativo no contempla la observación como una forma de enriquecimiento, pero si se gestiona bien puede ser muy positivo para el docente  contar con una opinión cualificada a la hora de valorar sus clases o mostrar propuestas de mejora.
  3. Un buen horario. Puede parecer irrelevante, pero el hecho de agrupar todas las clases en tres o cuatro días a la semana le permitirá al auxiliar contar con muchos días libres para otras actividades como pueden ser los viajes. Esto convendría tenerlo en cuenta ya a la hora de elaborar los horarios de los diferentes grupos en que entrará pues cuando llega el auxiliar puede ser demasiado tarde para realizar ciertos cambios.
  4. Organizar bien en qué cursos y en qué actividades participará el auxiliar: ¿sólo materias CLIL y los grupos que cuentan con ellas? ¿sólo en lengua extranjera? ¿combinando ambas? ¿con diferente horario en cada trimestre a fin
    20170131_133715
    Auxiliar S. Shanahan – actividad de role play

    de que disfruten de él más grupos? ¿con horario bisemanal? Supongo que esto depende de cada centro, pero tendría que acudir a cada clase cuando se vaya a realizar una actividad que se beneficie claramente de su presencia que, según dicta la misma orden, es fundamentalmente en las actividades orales.

  5. Permitir que participe en actividades de centro. Probablemente el auxiliar haya venido a nuestro país buscando aprender español, qué mejor oportunidad entonces que la  de participar en festivales, excursiones y otras actividades complementarias. Animarán al alumnado y le permitirán a él o ella mejorar su lengua durante la misma estancia en el centro escolar.
  6. Que el profesorado del idioma correspondiente o de la sección bilingüe se comunique en la L2 con el auxiliar. Aunque no figura entre sus funciones, la presencia del auxiliar puede ser una gran ayuda para que los propios docentes conserven y mejoren su capacidad comunicativa en la lengua extranjera. No siempre los docentes pueden contar con la posibilidad de viajar al extranjero en ciertas etapas de la vida y el auxiliar puede, sin duda, suplir esta necesidad de conversar en la lengua extranjera.
  7. Trabajo de la cultura de la lengua meta y de la propia. Parece evidente que el auxiliar puede acercarle a nuestro alumnado la cultura y las celebraciones de su país, pero también el alumnado puede explicar y hacer partícipe al auxiliar de su propia cultura, en un ejercicio que requiere una elaboración y explic
    Reid_halloween
    Auxiliar R. Wagner – actividad cultural

    ación muy útil desde el punto de vista lingüístico y de reflexión personal. Sobre todo, puede hacerse de forma que resulten actividades lúdicas y enriquecedoras.

  8. Elaborar materiales que beneficien a alumnado futuro. El auxiliar puede beneficiar a alumnado de cursos posteriores, que quizá no cuente con la presencia de otros auxiliares, mediante la realización de materiales que queden en el centro. Me refiero a la elaboración de textos para comprensión oral o escrita, grabación de audios, corrección de unidades didácticas, etc. que se podrán utilizar posteriormente. Quizá se podría dedicar alguna de las horas semanales a estas labores si se ve que puede tener rentabilidad posterior.

Claramente el buen aprovechamiento del auxiliar es algo que depende de muchos factores pero exige voluntariedad por parte de todos los actores. El centro ganará mucho pero debe poner todos los medios para que el auxiliar desempeñe su labor sintiéndose cómodo y parte del centro. De hecho, en mi experiencia, la mayor parte de los auxiliares con los que he tenido contacto recuerdan su estancia como algo memorable y mantienen el contacto incluso después de muchos años.

Leer más:

 

La importancia de la metodología en la enseñanza de lenguas

Releyendo estos días el informe del año 2012 As lingualinguass estranxeiras no sistema educativo de Galicia me planteo si los problemas y soluciones para mejorar la enseñanza de las lenguas extranjeras mencionados en el documento han evolucionado o si no ha sido así.

Menciona este informe los aspectos que tanto el alumnado, familias, AMPAs y profesorado creen que son problemáticos y cuáles serían las soluciones según cada uno de estos colectivos. Sorprende, o no, que no coindide la percepción de cada uno de los grupos. En general, alumnado, progenitores y miembros de AMPAS achacan los problemas a una enseñanza muy centrada en el aprendizaje de la escritura, pocas experiencias en el extranjero, carencias metodológicas del profesorado, falta de base de este en las lenguas extranjeras, poco profesorado nativo o a las pocas oportunidades para practicar la lengua fuera del centro escolar.

Por su parte, el profesorado entiende que los problemas de la enseñanza de idiomas tienen su base en aspectos diferentes, ajenos a su propia práctica: grupos demasiado numerosos, mala base del alumnado, aspectos intrínsecos del alumnado o escaso horario semanal para la materia. Se echa en falta cierta autocrítica por parte de los docentes aunque posiblemente tengan también razón en su visión desde una óptica diferente. Al fin y al cabo tanto padres, madres y miembros de AMPAs obtienen su visión a través de la experiencia del propio alumnado.

INTEF_by_Clarissa_Rodrígues_González_small
Banco Imágenes INTEF-Clarissa Rodrigues González

¿En qué consiste esta metodología que critica tanto el alumnado como sus familias? Fundamentalmente se trata de una enseñanza demasiado tradicional que quizás reconozcamos de la época en que éramos alumnos pero que todavía se infiltra en nuestras clases: un método gramatical con ciertos toques de modernidad, reconocible por:

  • uso excesivo de la L1 . Utilizarla como vehicular en la clase salvo cuando se requiere utilizar la lengua extranjera en vez de suceder lo contrario, que sería lo deseable, realizar la clase en inglés aunque puntualmente hubiese que recurrir a la L1 del alumnado.
  • el docente es el protagonista en el aula en una enseñanza poco centrada en el alumnado. El tiempo y las ocasiones de que el alumnado dispone para utilizar la L2, proponer ideas, temas de conversación, etc. es muy limitado.
  • el libro de texto decide y organiza la clase (y casi podríamos decir el currículo) en lugar de ser una fuente más de input. Si el libro de texto es bueno podría no ser un gran problema pero, en todo caso faltarán en el aula los materiales significativos, auténticos o de interacción adaptados a nuestro alumnado. Sin duda el libro de texto puede ser una gran ayuda pero no debería decidir por nosotros.
  • los materiales digitales se limitan a versiones digitales del libro físico desaprovechando los materiales reales, vídeos, canciones, textos de interés inmediato y atractivos que internet pone al alcance de nuestro ratón.
  • no existe equilibro entre oralidad y lengua escrita tanto en comprensión como en expresión. La lengua escrita prevalece con porcentajes de tiempo en las clases que no son comparables.
  • el trabajo de la gramática es el eje sobre el que se articulan las sesiones y, en general, el currículo de cada curso.

Examinando nuestras clases a muchos nos será fácil reconocer varios de los anteriores puntos pues no es fácil sustraerse a la tradición, la tiranía del libro de texto o a unos exámenes de fin de bachillerato de planteamiento muy tradicional. Sin embargo, cada uno de nosotros puede hacer mucho para intentar revertir la situación e intentar que nuestras clases consigan ser atractivas para el alumnado, equilibrar las destrezas y conducir a una mejora efectiva de la L2.

REFERENCIAS Y LECTURAS RECOMENDADAS:

Cómo comenzar una sección bilingüe

A estas alturas de curso es cuando los docentes y los centros educativos nos enfrentamos a la realidad de que el año que viene tendremos que comenzar la aventura de iniciar una sección bilingüe y surgen muchas preguntas.

class_by_paul_bangs
Imagen de Paul Bangs – Banco Imágenes INTEF

Ante todo, para comenzar una sección bilingüe en un centro educativo habrá que seguir el procedimiento oficial que viene regulado por las órdenes y decretos correspondientes publicados en el boletín oficial de la comunidad autónoma a que pertenezcamos (en España). Así el docente de la sección tendrá que cumplir una serie de requisitos en cuanto a lengua extranjera además de estar dispuesto a iniciar esta empresa. Por ello, a estas alturas, el centro posiblemente haya realizado los trámites burocráticos pertinentes y nosotros como docentes nos enfrentemos a la realidad de que en septiembre nos tocará impartir clase en un grupo bilingüe.

Ante todo, hay que tener claro que este tipo de medidas pedagógicas busca la mejora de la lengua extranjera, en muchos casos el inglés, a través de la enseñanza de contenidos de otras materias. Es entonces una medida para la mejora de esta lengua extranjera pero manteniendo los objetivos y contenidos de la materia en cuestión, que denominaremos materia AICLE o CLIL. ¿Cómo es ello posible si nuestro alumnado no tiene plena competencia en esta? Pues a través de un cambio de metodología, es decir usando lo que conocemos como metodología CLIL que, según Coyle (1999) debería incluir:

  • Content: inmersión en el conocimiento y la comprensión de los contenidos específicos del área.clil-theory-9-728.jpg
  • Communication: uso de la lengua extranjera como vehículo de comunicación.
  • Cognition: desarrollo de destrezas cognitivas que relacionen la formación de conocimientos y la lengua.
  • Culture: Introducción a un contexto cultural que permita ampliar la perspectiva hacia el conocimiento del otro y uno mismo.

Se hace necesario proporcionarle al alumnado el andamiaje (scaffolding en inglés) necesario para conseguir que este adquiera las nuevas destrezas y conceptos. Esto se puede conseguir utilizando apoyos (visuales, auditivos, digitales, etc.) que faciliten la adquisición de la material CLIL junto con la L2. Es muy útil el artículo de Aída Walqui (2006) pues desarrolla las distintas formas de andamiaje que podemos proporcionar en nuestras clases: simplificar la tarea, proponer modelos, tender puentes con aprendizajes previos, destacar la información más relevante, etc. Una de las claves del éxito de un programa bilingüe radica en la aplicación de la metodología adecuada, sin limitarse a llevar a cabo una clase ordinaria con materiales en la L2.

También conviene tener presente que podemos tener que enfrentarnos a una serie de problemas:

  • falta de materiales didácticos en el centro
  • ausencia de dotación TIC en nuestras aulas
  • compañeros que entienden que decidimos iniciar un programa bilingüe para quedarnos con los mejores alumnos del curso mientras ellos pueden tener que impartir clase en el resto de grupos del nivel con el alumnado que no ha elegido el programa bilingüe
  • dudas de las familias que pueden haber elegido el programa para sus hijos sin convencimiento de que la medida pueda ser pedagógicamente interesante, por razones como que su hijo o hija vaya en un buen grupo o no se aparte de sus compañeros.
  • falta de coordinación con el profesorado del idioma de la sección, que no acaba de entender que esta es una medida para potenciar el aprendizaje de la L2.
  • dificultad, sobre todo en el primer curso, para elaborar, secuenciar y organizar los materiales que vayamos a necesitar.

Por ello nuestro consejo es:

  • asistir a jornadas y formación en CLIL para familiarizarnos con la metodología.
  • iniciar la preparación de materiales, conbinando materiales específicos, reales y elaborados por nosotros, sin sobrecargarnos excesivamente.
  • contactar con otros compañeros en nuestra situación (misma materia, nivel e idioma) para compartir materiales y experiencias.
  • promover la metodología CLIL en nuestra aula
  • utilizar proyectos en la materia bien ideados y organizados , haciendo que el alumndo tome parte activa en su apredizaje. Podemos considerar aquí iniciar algún proyecto eTwinning de cooperación internacional y buscar socios europeos con nuestos mismos intereses.
  • cooperar con el profesor de lengua extrajera que imparta clase en nuestro grupo.
  • recordar que todo el material e ideas que vayamos desarrollando este curso quedará para cursos próximos.

Lecturas recomendadas:

Hablar inglés en el aula

h7349_a
Estudiantes – Banco Imágenes INTEF

No hay duda de que las actividades orales en el aula son la Cenicienta de muchas de nuestras clases de lengua extranjera, con frecuencia más centradas en las destrezas escritas. Por ello no sorprenden los estudios que indican que los resultados escolares en estas destrezas no se corresponden con la inversión horaria realizada a lo largo de la escolaridad de nuestro alumnado (Bonnet 2002; Chela Flores 2008; Comisión Europea 2012; INEE 2012; Plo, Hornero y Dueñas 2013; Rubio & Tamayo Rodríguez 2012; Vez & Martínez 2004). Así, numerosos autores (Álvarez 2003; Calvo Benzies 2013; Corpas & Madrid 2009; García Mata 2008) apuntan a una consecuencia fundamental, que nuestro alumnado que no consigue comunicarse en inglés con la facilidad esperable tras tantos años estudiando la lengua pues su competencia oral no está suficientemente desarrollada.

¿Las razones? Los estudios indican que pueden radicar en:

  • falta de formación del profesorado para abordar la oralidad, en particular la expresión oral e interacción
  • libros de texto que tratan la oralidad de forma secundaria a las destrezas escritas, gramática o vocabulario
  • falta de sistematicidad en el trabajo de las destrezas orales
  • una enseñanza tradicional, poco activa para el alumnado
  • poco tiempo dedicado en el aula a desarrollar la oralidad que, a diferencia de las destrezas escritas, es más difícil de trabajar en las tareas para casa
  • poca presencia de exámenes orales, tanto en las evaluaciones ordinarias como en las pruebas extraordinarias o exámenes tipo PAU
  • profesorado fundamentalmente no nativo,  que comparte la L1 y con frecuencia también la L2 con su alumnado

    20170404_124756
    role play en un aula de ESO – foto de A. Arias
  • escasa exposición ambiental al inglés, con ausencia de subtítulos en inglés y doblajes sistemáticos de la programación de las distintas cadenas de televisión tradicionales

Sin embargo, esto no debe llevarnos a pensar que es una batalla perdida pues sí se pueden tomar muchos pasos a todos los niveles:

  • a nivel legislativo, ajustando objetivos y contenidos que permitan la dedicación de suficiente tiempo a la oralidad en el aula
  • a nivel autonómico, seleccionando profesorado formado en la oralidad y con buen nivel de inglés oral, así como formando al profesorado en ejercicio para que pueda incrementar con éxito el trabajo de la oralidad en su aula
  • dentro de cada centro escolar, realizando programaciones de departamento que otorguen la misma relevancia a las destrezas orales que a las escritas, o incluso más en los primeros niveles de enseñanza
  • adoptando libros de texto que se prioricen las actividades orales, que propongan abundantes actividades que sean, a su vez, suficientemente variadas y realizables en el marco del aula
  • a nivel individual:
    • dedicando más cantidad de tiempo a las actividades orales
    • proporcionando al alumnado actividades orales atractivas y variadas que lo animen a “soltarse” a hablar inglés. Scott Thornbury nos proporciona algunas ideas en estas entradas de su blog: Speaking 1 y Speaking 2
    • realizando pruebas orales que tengan peso en la calificación final
    • orientando al alumnado sobre cómo aumentar su exposición al inglés oral dentro de su entorno

Estas son solo algunas ideas pero, sin duda, se puede hacer mucho en este campo para mejorar la competencia oral de nuestro alumnado.

Referencias: