¿Qué es eTwinning?

Origen

ETwinning comenzó en  como una iniciativa de la Comisión Europea para promover el trabajo colaborativo entre centros educativos europeos utilizando diversos tipos de eTwinning-Logo_CMYKtecnologías para la comunicación. Al comienzo era parte del programa eLearning, posteriormente se convirtió en una medida de acompañamiento del programa Comenius y en la actualidad forma parte de Erasmus +.

ETwinning fue inicialmente diseñado para complementar otras acciones de Comenius facilitando encontrar otros centros educativos con intereses similares pero los proyectos eTwinning también pueden funcionar por sí mismos. Actualmente hay 206.944 docentes registrados, 106.636 centros y 28,458 proyectos inscritos con miembros de todos los centros participantes.etwinning-general-1024x572

Cómo so los proyectos

La búsqueda de socios y el registro del proyecto se realiza a través de la página de eTwinning (www. etwinning.net). El profesorado participante puede tanto iniciar un proyecto desde cero como sumarse a uno que ya esté en marcha. Quizás una de las ventajas de estos proyectos es que todo el proceso es extremadamente simple, “so simple, you sign up for involvement, you find a partner, develop a project idea or use a ready-made project kit from the eTwinning portal and you start working” (Gilleran 2006: 3).

Los proyectos pueden desarrollarse completamente dentro del entorno que proporciona la plataforma pues cuenta con un diario y una página específicas para cada proyecto en el que se participe y en el que se pueden subir diferentes tipos de archivo, contar con páginas y subpáginas organizables según las necesidades del proyecto, foros, sala de chat y de videoconferencia. Sin embargo, también se pueden utilizar cualquier otro tipo de herramientas aunque se recomienda que se sitúen en la plataforma enlaces a fin de poder localizar estos materiales externos fácilmente.

Estos proyectos son enormemente flexibles, pudiendo tener objetivos amplios o muy limitados, muchos socios o solo dos, mucho o muy poco alumnado implicado y una duración absolutamente flexible. De hecho, registrar un proyecto no compromete a nada; si por cualquier circunstancia no se pudiese concluir no habría que justificarlo ante ningún miembro externo al mismo y dependería exclusivamente de los socios implicados. Si surgieran dudas o problemas se podría consultar con la Agencia Nacional de cada país o bien con los embajadores eTwinning de la zona, que son docentes experimentados en el uso de eTwinning. En todo caso, un buen proyecto puede solicitar un Sello de Calidad que se otorga de acuerdo con unos criterios consultables en la rúbrica publicada en el Portal eTwinning.

Las principales diferencias con otras acciones de eLearning son:

  • la ausencia de movilidad
  • la ausencia de una evaluación previa de los proyectos (que solo se evalúan si el profesorado solicita un Sello de Calidad), procedimientos complicados o solicitudes oficiales
  • tanto profesorado como alumnado puede aprovechar las TIC disponibles en su centro escolar pues es suficiente con un ordenador y una conexión a internet
  • no hay financiación económica para los proyectos pero la mayor parte de ellos son baratos dada la ausencia de movilidad
  • uso intensivo de las TIC pues la comunicación tiene lugar por medio de ellas por lo que hay una renovación completa de la metodología de aula con un trabajo colaborativo, uso de diferentes lenguas por medio de la interacción y trabajo de los contenidos del proyecto.

En lo referente a la lengua o lenguas utilizadas no hay regulación pero la mayor parte de proyectos se realiza en inglés y en menor medida en francés, alemán u otras lenguas.

etw1

Por poner un ejemplo, un docente español que intente realizar trabajo colaborativo con un grupo de estudiantes sobre minorías étnicas podría anunciar su idea, buscar socios pertenecientes o interesados en el tema de las minorías, acordar con ellos el proyecto y empezar a trabajar en cuanto registren el proyecto. Podrían usar un amplio abanico de herramientas TIC de comunicación y elaboración de materiales  y podría obtener ayuda de su Agencia Nacional, si la necesitasen. Los materiales colaborativos podrían subirse o enlazarse en la plataforma, comentarse y, en cuanto el proyecto haya cumplido sus objetivos, se solicitaría el sello de calidad.

Por ello los proyectos eTwinning pueden ser una alternativa excelente para esos docentes, centros escolares y países que no pueden permitirse otro tipo que proyecto que suponga movilidad y los estudiantes pueden beneficiarse del contacto y trabajo colaborativo con estudiantes con otras culturas y lenguas europeas.

 

Reference:

Materiales auténticos

En una situación de enseñanza del idioma como lengua extranjerascon poco contacto este fuera del contexto escolar, la exposición a la lengua que se produce en el aula puede no ser una fuente suficiente de input para el alumnado. Por ello el docente debe ser consciente de la situación e intentar que su alumnado tenga acceso a materiales auténticos dentro del marco del aula, tal y como recomienda la Comisión Europea (2001). Esto es particularmente importante en el caso de seguir un enfoque comunicativo. En este sentido se nos recomienda que los materiales utilizados sean abundantes, variados y que respondan a los intereses de nuestro alumnado (Comisión Europea-Eurydice 2001: 184).

blog11

Esto no quiere necesariamente decir que haya que realizar un uso exclusivo de materiales auténticos, desplazando así a los libros de texto y materiales tradicionales en nuestras aulas. Se puede buscar un equilibrio en que ambos elementos tengan su lugar. Los libros de texto y otros materiales adaptados son útiles en función de que son una fuente de input comprensible de fácil acceso y supuestamente elaborados tras un proceso de reflexión y ánalisis de sus componentes. Sin embargo, un abuso de estos materiales puede llevar a una metodología tradicional en la línea del método gramática-traducción (Liu 2004), pues con frecuencia sucede que el profesorado confía en demasía en ellos hasta llegar a suponer la base del currículo (Guerrettaz 2013).

Aunque nos encontramos con autores como Scott Thornbury, del enfoque Dogma, que postulan la eliminación del libro de texto en el aula de idiomas, también hay otros (Harmer 1998; Downie 2011; Nunan 2014) que entienden que se podría buscar un punto intermedio con la combinación de materiales reales y adaptados, en que el que aprovechasen las ventajas y comodidad de los libros de texto como funte de input de fácil acceso pero compaginándose con la utilización de materiales auténticos, a fin de maximizar las oportunidades del alumnado.

REFERENCIAS:

Música y canciones

La música y las canciones son para mucho del profesorado de idiomas una valiosa herramienta para acercar la L2 a su alumnado. Actividades como la música de fondo mientras se realizan ejercicios, el dictado de elementos concretos de canciones populares, el análisis de vocabulario o estructuras sintácticas llevan décadas siendo populares en nuestras aulas y muy valoradas por nuestro alumnado. Al fin y al cabo no dejan de ser una buena fuente de input que, además, nos permite llevar al aula la lengua más coloquial que con frecuencia no encontramos en los materiales de aula ordinarios. La Comisión Europea (2001:184) nos recomienda su uso como material de aula por ser material auténtico y por conectar con los intereses del alumnado.

music_by_luana_fischer_ferreira
Imagen de Luana Fischer Ferreira

Esto es especialmente cierto en el caso del alumnado de menor edad. Las canciones son un material de utilidad especial porque facilitan la oralidad, la memorización, la lengua en sí dentro de un ambiente lúdico (Enever 2014; Fleta Guillén 2014; Forster 2006), tal como también sucede con las primeras lenguas. Entre sus utilidades están los patrones repetitivos (Motteram 2013) y el hecho de que sean textos breves a la vez que auténticos.

Y entre el alumnado de mayor edad no dejan de ser un elemento a tener en cuenta pues forma parte de su vida fuera del aula. Es un tipo de texto que le interesa en su versión original y en el que el patrón repetitivo facilita la adquisición de expresiones y vocabulario muchas veces coloquial además de la pronunciación. Todo ello sin olvidar que las canciones relajan el ambiente de clase y permiten que el alumnado se implique en la elección de las canciones a escuchar.

Lecturas recomendadas:

  • Comisión Europea. Eurydice (2001). La Enseñanza de las Lenguas Extranjeras en el Contexto Escolar Europeo. Bruselas: Eurydice.
  • Enever, Janet (2014). “What can we expect of an early start to foreign language learning in Europe today?“, Conference Proceedings, A Korai Idegennyelvi Fejlesztés Elmélete és Gyakorlata (Early Language Development, Theory and Practice), Márkus E. & Trentinné Bentö E. (eds.), Budapest: ELTE.
  • Fleta Guillén, Mª Teresa (2014). “Enhancing oracy in the pre-primary English classroom”, Encuentro 23, pp. 38-46.
  • Forster, Elizabeth (2006). “The Value of Songs and Chants for Young Learners”, Encuentro 16, pp. 63-68.
  • Martel Robaina, Alexis (2016). “Uso de los textos musicales (canciones) en la enseñanza del inglés”, Guiniguada. Revista de investigaciones y experiencias en Ciencias de la Educación, 25, pp. 32-51)
  • Motteram, Gary (ed.) (2013). Innovations in Learnig Technologies for English Language Teaching. London: British Council.
  • Murphy, Tim (1992). Music and Song. Oxford: Oxford University Press.
  • Villalobos Ulate (2008). “Using Songs to Improve EFL Students’ Pronunciation”, Letras 44, pp. 93-108.